Torre de Oña: A través del Tiempo

Los cimientos de la identidad de Torre de Oña se definen mediante una serie de términos fundamentales. Estos conceptos han ido tomando forma desde el año 1995, cuando La Rioja Alta, S.A. asumió el liderazgo de este emocionante proyecto. El propósito era claro: crear un vino de calidad excepcional que también capturara la distintiva personalidad proveniente de uno de los terroirs más destacados en la prestigiosa región de Rioja Alavesa. Este enclave singular, en el cual teníamos una profunda convicción, presentaba un potencial innegable para dar vida a un vino extraordinario y contemporáneo, capaz de transmitir, al igual que los renombrados "châteaux", las características exclusivas de una finca privilegiada.

Desde entonces, nuestro compromiso por elevar constantemente la calidad de nuestro vino nos ha llevado a implementar mejoras significativas en nuestros viñedos y bodega. Sin embargo, ha sido en los últimos años, específicamente a partir de 2005, cuando hemos dirigido una atención excepcional hacia el análisis pormenorizado de las diversas parcelas de nuestra finca. Nos hemos dedicado a la vinificación y crianza individualizada de cada subparcela, profundizando en el estudio de los suelos. Este enfoque nos ha permitido identificar con precisión las zonas donde se cultivan las uvas de mayor excelencia, enfocándonos en producir únicamente aquellas cosechas que alcancen los estándares de calidad requeridos por los vinos de proyección internacional. De esta manera, nuestros vinos han visto la luz, forjados con pasión y dedicación.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar